duarte

Javier Duarte el puerquito prófugo, 130 días y contando

In Uncategorized by Liliherma0 Comments


Por Sheka Díaz Mirón

Duarte el puerquito prófugo que quisieron sacar, con el que ya no quisieron jugar, perdió el agrado de causas más corrompidas y poderosas, y llegó la guerra mediática. Alguien tiene que caer para mantener las distracciones.

Sí, se sabían muchas cosas, pero nada se hizo. Dice la Auditoría Superior Federal (ASF), que del 2010 al 2016, se observó la mayor cantidad de irregularidades en la historia de Veracruz. El dinero faltante, nunca llegó al fin social destinado, pero tampoco regresó al erario veracruzano.

La ASF, calcula que más de 60 mil millones de pesos, se perdieron en un mar de fraudes gubernamentales, fiscales y de todo lo que pudo idear la pareja Duarte Macías, y su gabinete para saquear al estado.

Hay propiedades a nombre de Karime Macías, ¿y ella en qué trabaja, cómo las pudo comprar? Además huyeron juntos, no solo Javier, ¿no tendrían que investigarla también?.

Javier Duarte era o es amigo de Peña Nieto, múltiples medios los muestran juntos en fotografías en diversos eventos sociales y oficiales. Ahora, se intenta exiliar esa amistad, desvincularlos de todo lazo, y de la idea de que Javier Duarte es el nuevo rostro del PRI, como lo llamó Enrique en 2012.

Y no solo a Javier Duarte, Roberto Borge gobernador de Quintana Roo, y César Duarte ex gobernador de Chihuahua, son parte del nuevo rostro del PRI , quiénes por cierto, también desviaron recursos y tienen cuentas pendientes con la justicia, sin embargo, por ahora ellos están fuera del blanco.

Porque tal parece que en México, los funcionarios solo pueden ser quemados por otros funcionarios. Y pueden ser acabados o engrandecidos con los servicios de los consorcios mediáticos.

Ellos son los puerquitos de las fiestas

Unos caen y hacen escándalos como Bejarano, la Maestra, y Andrés Granier, porque les tocó ser peones, distractores, y se les manda al destierro mediático; son la salvación para muchos, las cortinas de humo perfectas. Que son solo eso: humo.

Nos preguntamos, si cuando Duarte gobernó y no tuvo tolerancia ni empatía con los periodistas en Veracruz, mucho menos con los 19 que fueron asesinados en la entidad que gobernó, y que de esos casos prácticamente el 100% quedó en la impunidad, ¿entonces por qué ahora sí se le busca, y se hace algo, por qué los mismos medios que antes solo escribían sobre sus hazañas y buenas acciones sociales, ahora tienen luz verde para hablar sobre lo que periodistas asesinados en la entidad?.

Nadie ha sido sentenciado, solo han detenido a dos mujeres ligadas al lavado de dinero del Consorcio Brades de S.A. de C.V., y de las ya 60 demandas que enfrenta en su contra el ahora ex priísta Javier Duarte, ninguna remite a su incapacidad para brindar los derechos primarios a los veracruzanos que tanto quiere.

Tampoco hubo libertad de expresión que fuera respetada, si contraponía u opacaba los intereses y honor del ex funcionario.

Alguien molestó a la persona incorrecta

Los estados que registran mayor endeudamiento y corrupción, y por tanto los funcionarios más corruptos. No han sido tan expuestos; como los gobernadores y ex gobernadores de los estados de Quintana Roo, Coahuila y Chihuaha.

Los nombres de quienes solo desfilaron un momento ante la justicia pública, y que la esquivaron por falta de pruebas para corroborar desvíos y lavado de dinero, como Humberto Moreira. Son la muestra del verdadero poder, del compadrazgo y de que la justicia en México, se hace a la medida de las billeteras.

¿Entonces, ante las cifras, por qué no se investigan a muchos otros funcionarios comenzando con el Ejecutivo Federal?

El caso Duarte es una cabeza de dos filos, una puede ser la auténtica búsqueda por destituir a malos funcionarios, que no ejercen el puesto para el que fueron contratados, y que se enriquecen ilícitamente gracias al endeudamiento de los estados.

Cacería que ha encabezado el actual gobernador Miguel Ángel Yunes, lo cual está my bien, pero nos hace preguntarnos por qué. Yunes, ex priísta, muy cercano a Gordillo, en 2005 cambió de bando al PAN. Desde entonces escaló diversas posiciones. Y en 2010 perdió contra Duarte de Ochoa, la gubernatura por Veracruz.

Por otra parte, este caso es el puerquito sacrificado ante los medios, la oveja que no podrá volver en mucho tiempo, para que sus compañeros puedan seguir enriqueciéndose y no se diga entre la sociedad, que la policía mexicana no hace su trabajo, que México se está moviendo.

Yo no me llamo Javier, yo no me llamo Javier

Aunque solo sea mediático. Duarte lleva 131 días desaparecido y contando. Y ni la PGR o el Fiscal General de Veracruz Jorge Winckler, tienen pistas de él –ah! pero eso sí, están revisando cada rincón de Veracruz, ¿acaso nadie le informó de sus múltiples propiedades en México y otros países?, ¿por qué habría de quedarse en Veracruz, o en México?-.

Llama la atención que el aspirante presidencial panista, ligado a Salinas y Gordillo, y señalado de haber ejercido las mismas prácticas que Duarte de Ochoa, ahora busque encarcelar a éste. Y hasta encuentre una casa de seguridad, con supuestos objetos pertenecientes a la pareja Duarte Macías.

Obras de arte, y variados objetos de valor, múltiples carpetas, e incluso diarios personales de Karime Macías, donde aseguran están detallados, direcciones de sus propiedades en México y el extranjero, números de cuentas bancarias y todo lo que pueda inculparlos.

Qué conveniente que consiguieron localizar esta casa, gracias a una denuncia anónima, y que Yunes Linares estuviera listo hasta para trasmitirlo en vivo en Facebook.

Pareciera una táctica que busca, lo posicione para las siguientes elecciones, como presidenciable del PAN.

Incluso, intenta matar dos pájaros de un tiro, y ensuciar a AMLO, diciendo que recibía dinero de Duarte de Ochoa.

Lo que no ves, por la cacería de Duarte

Que no se embauque nuestra atención en este caso, porque se está tapando con ella, la inflación de 4.25% y la alza hasta del 5.25%, que la calificadora Fitch, prevé para finales de 2017 en México, y que ya se empieza a reflejar. El alza de los impuestos y con ellas la canasta básica, el descontento, las manifestaciones que le siguen, la contundente devaluación del peso y por tanto el crecimiento de la deuda nacional.

En este sexenio el peso se ha devaluado al menos 60%, ya que en el sexenio Calderonista, el peso rondaba los $13 pesos frente al dólar, hoy, somos felices porque bajó de $22.5 a $20 pesos frente al dólar.

De que Duarte de Ochoa, Karime Macías y sus cómplices prestanombres, deben ser enjuiciados y hacer que devuelvan todos los bienes robados a Veracruz. Recursos que nunca llegaron a los sectores salud, educación, pensiones, Prospera, Seguro Popular, obras viales, infraestructura, entre otros.

Deben caer sí, pero que no nos quieran distraer con sus estrategias mediáticas.

 

Con información de Animal Político, El Financiero, Regeneración, La Jornada, El Universal, El Economista, Expansión, Informador, y el Sol de México.

Leave a Comment